SÍ AL ANIVERSARIO, NO AL DESFILE MILITAR.

El aniversario de la conmemoración de Cáceres como ciudad Patrimonio de la Humanidad bien se merece un cumpleaños. Por eso estamos aquí reunid@s. Tal vez sea innecesario el tener que explicar que desde el movimiento 15-M de Cáceres no nos oponemos a dicha celebración ni a la jura de bandera que se está desarrollando en la Plaza Mayor. Ése no es el motivo de la concentración. El motivo es que no entendemos el hecho de que en una fiesta en la que deberíamos estar tod@s representados, nos encontramos que buena parte de la ciudadanía no ha podido ser partícipe de la misma.

La misión que debe tener cualquier ayuntamiento respecto a la cultura y patrimonio de su ciudad debe ser la del acercamiento de dicha cultura a sus ciudadan@s; fomentando un acceso a la misma de forma continuada más allá de fiestas institucionales o hechos puntuales; y entendiendo la cultura de una manera más democrática y participativa en la que todos los ciudadanos tengamos cabida. Que el acto central de una celebración de estas características sea una jura de bandera nos genera varias dudas. Como, por ejemplo, dónde están todas aquellas personas que han hecho posible que Cáceres se convirtiera en Patrimonio de la Humanidad. O dónde se encuentran tod@s aquellos que forman y han formado parte de la cultura cacereña. Y, por supuesto, qué papel pueden representar las fuerzas armadas en la conmemoración de un acto que nos pertenece a tod@s, bien seamos civiles o militares.

Ante este importante aniversario para la ciudad de Cáceres, la impresión que genera la gestión cultural es la de tambalearse. Estamos viendo la desaparición de instituciones culturales como El Brocense, el cierre de centros culturales, de casas de cultura en distintos barrios, de centros de interpretación e, incluso, cómo se emplea a trabajadores municipales como técnicos de turismo cuando no es su competencia. Asistimos al cierre de museos y oficinas de información turística en fechas señaladas por falta de personal, ante la queja de los visitantes. Y, por supuesto, no podemos olvidar que la celebración de este cumpleaños ha peligrado desde el inicio de las obras de este hotel, al lado del cual nos encontramos. Obras que, por carecer de todo respeto por el conjunto patrimonial de la localidad, generaron una advertencia de amonestación por parte de la UNESCO.

Por lo tanto, insistimos en nuestra propuesta: no estamos en contra de la conmemoración del aniversario de la ciudad de Cáceres como Patrimonio de la Humanidad, sino en cómo se ha llevado a cabo. Creemos que la cultura debe ser más accesible, participativa y, en una palabra, democrática. Pensamos que, independientemente de quién haya pagado los gastos del desfile militar, en el contexto en el que nos encontramos ese dinero bien pudiera haberse empleado en otras actividades con más sentido: como en subvencionar las entradas para los museos durante el mes de la celebración, en contratar trabajadores que pudieran abrir dichos museos, en realizar actividades en el conjunto monumental cacereño, incluyendo animaciones o visitas guiadas; o, simplemente, empleando dicho dinero en relanzar todas las ofertas culturales ya nombradas que, por falta de presupuesto, han sido clausuradas recientemente.

Por una cultura más accesible, democrática y que nos represente a tod@s,
SÍ AL ANIVERSARIO, NO AL DESFILE MILITAR.

Deja un comentario

*